Paula Molinari Blog

Una nueva mirada sobre la Gestión del Talento

2017: una historia para cambiar tu agenda

¿Soy un buen líder de tu equipo, de tu empresa? Seguramente te hacés esta pregunta con frecuencia. En realidad, no importa lo bueno que seas, sino qué cosas podés hacer aún mejor.

¿Cuánto tiempo dedicás a las personas que conforman tu equipo (actuales y potenciales)? Si en tu agenda diaria tuvieras que resaltar los tiempos destinados al equipo completo (por ej. reuniones semanales de seguimiento, festejos, etc.), a cada uno de los individuos que lo conforman (por ej. delegación de nuevas responsabilidades, coaching, seguimiento, etc.) o a los miembros futuros potenciales (ej, entrevistas, contacto con grupos de estudiantes, etc…), ¿qué porcentaje de tu agenda está destinada a estos temas?

Hay una historia que me gusta contar y que pueden inspirarte una buena reflexión. Les Wexner hereda de sus padres la tienda The Limited y en 25 años crea un imperio (Express, Victoria’s Secret) llegando a 3000 locales en 1990 y a ventas por varios miles de millones de dólares. Sin embargo y pese a la expansión continua, sus utilidades se estancan. Muy inteligentemente, pensó que debía estar haciendo algo mal. Entonces se le ocurrió indagar entre sus conocidos, seleccionando a los directivos que más admiraba, para entender cómo lideraban sus empresas. Así es que fue a visitar a Spielberg en el set de Jurassic Park, a Callaway de Pepsico y a Jack Welch de General Electric. Les preguntó a qué destinaban el tiempo, qué hacían.  Con gran sorpresa comprendió que ellos dedicaban la mayor parte del tiempo a actividades relacionadas con la gente para asegurarse que su equipo tuviera los colaboradores capacitados y motivados que se requerían para lograr buenos resultados. Sin embargo, él, Les, estaba todo el día pendiente de las cifras de ventas de cada local. Jack Welch, cuando escuchó esto, le dijo que de eso se ocupaban sus responsables de ventas y que él se dedicaba a las cosas importantes.

Fue para Les, como si le hubieran corrido el velo que tenía en los ojos. Obviamente, este descubrimiento generó un grandísimo cambio organizacional en su negocio retail que llevó a un gran aumento en las utilidades, pero, más importante aún, un gran cambio personal en el mismo Les Wexner.[1] Dicho cambio implicó cambiar las prioridades, o sea dar mucho más valor a cosas que antes no consideraba relevantes. Poner foco en la gente y ocuparse de su inteligencia emocional y cómo desarrollarla.

Mi augurio para el 2017: que sigas transformándote.

Mi recomendación: hacé como Les y elegí 3 referentes y encontrate con ellos. Tratá de sondear a qué dedican su tiempo.

¡Por un 2017 lleno de reinvenciones!

JoiLab

 

1 Comment

  1. Realmente muy buen articulo! corto pero me encanto ya que demuestra completamente todo el punto del articulo en serio que gracias a ti a exitoxminuto no dejo de aprender nuevas cosas cada dia!

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>