El Salto del Dueño: las crisis en el camino a la profesionalización

Las empresas atraviesan por cuatro fases a lo largo de su desarrollo. Cada una de ellas se caracteriza por una forma particular de gobierno, que afecta el rol y la agenda del empresario.

Las cuatro etapas típicamente presentan las siguientes características:

  1. Etapa Fundacional. Ésta es la típica empresa de dueño y la identidad de la empresa se confunde con la identidad del dueño.  El empresario trabaja 24 horas, siete días por semana. Tanto la información como las decisiones son centralizadas e intuitivas. La cultura de la organización es familiar e informal. Está centrada en el empresario, y predominan valores como la confianza y la lealtad.
  2. Etapa Funcional o Profesional. La empresa tiene procesos ordenados y funciones definidas a cargo de profesionales. Éstos tienen acceso a cierta información sensible y toman decisiones en base a parámetros. No obstante, aún el dueño participa activamente en la mayor parte de las decisiones.
  3. Etapa de Delegación Efectiva. La empresa tiene una estructura consolidada y todas las posiciones ejecutivas son ocupadas por profesionales. El dueño adquiere un rol estratégico y de control, menos orientado a la gestión operativa y más enfocado en la generación de nuevos negocios.
  4. Etapa del Grupo Empresario. La empresa se encuentra totalmente profesionalizada. Cuenta con distintas unidades estratégicas y operativas, que toman decisiones de manera descentralizada. Hay un cuartel central que controla ciertas políticas y prácticas comunes para toda la organización.

No todas las empresas avanzan en este proceso evolutivo. Es más, la panadería de mi barrio, seguramente como la del tuyo, está gestionada ya por la tercera generación y permanece en la primera etapa, sin ninguna intención de profesionalizarse. Sin embargo, muchos empresarios desean profesionalizar su empresa por distintas razones: para sostener el crecimiento, para poder seguir compitiendo, para vender la empresa, para mejorar su propia calidad de vida…  Sin embargo, según nuestra experiencia y los resultados de nuestro estudio en 314 PyMES de la región, profesionalizar no es tan sencillo.

Evolución y Revolución

No todo es sencillo: cada etapa de crecimiento culmina en una crisis, que es la antesala de la siguiente etapa. El tránsito de una etapa de la empresa hacia la siguiente suele ser un proceso traumático, generado por el propio crecimiento. Cuando esto ocurre, el dueño suele tener la sensación de que aquello que antes funcionaba, ha dejado de hacerlo. Las crisis son un síntoma de la necesidad de implementar cambios en las estructuras, en las funciones, en la gestión de la información y en los procesos de toma de decisiones.

Siguiendo con el modelo anterior de las 4 etapas, 3 son entonces las crisis. Pero la más compleja, la más difícil de resolver y la más frustrante, la que logra a veces destruir emprendimientos, es la primera, la que llamamos Crisis de Cacicazgo. La empresa en Etapa Fundacional crece y prospera, pero este mismo crecimiento hace que el modelo de gestión en el que el empresario es “el cacique” deje de ser efectivo. La empresa ha crecido, se ha vuelto más compleja, y requiere otra forma de funcionamiento.

El camino a la profesionalización

Para dar el salto, el empresario tiene que avanzar en tres dimensiones: la Estrategia; la Gente; la Información y los Procesos. Las tres dimensiones deben estar alineadas para avanzar hacia las metas de la organización. Este proceso debe desarrollarse de manera coherente, ya que una decisión en una de ellas afecta a las restantes, lo que conlleva a la necesidad de una adecuación o cambio.  A menudo, los empresarios comienzan a avanzar en un campo y no en los demás. Esta es una de las causales de los avances y retrocesos.

El principal obstáculo en este proceso no es el dinero, ni la falta de financiamiento, ni el contexto macroeconómico, ni el clima de negocios, ni… La gran barrera en el camino a la profesionalización es, fundamentalmente,  el mismo dueño: la construcción de una empresa profesional implica dejar de hacer muchas de las cosas que lo llevaron a ser exitoso, y comenzar a ocupar un nuevo rol.

El proceso de profesionalización de la empresa es también un proceso de transformación de su dueño. El salto del dueño es también la construcción de una nueva identidad profesional. No hay cambio en nuestras empresas si no cambiamos nosotros.

Una investigación en 314 empresas

Nuestra intención era identificar las barreras más frecuentes que enfrentan las empresas en su proceso de profesionalización. Empezamos con la hipótesis de que, a diferencia de lo que sostienen algunas investigaciones anteriores, la profesionalización no se relaciona con el tamaño, con las ventas, con la dotación, ni con la antigüedad de la empresa. Hay compañías relativamente nuevas y pequeñas con culturas profesionales de gestión, y también empresas centenarias con cientos de empleados que se siguen manejando en la Etapa Fundacional.

La investigación nos permitió corroborar nuestra hipótesis inicial: una gran cantidad de empresas se encuentra en pleno proceso de profesionalización, en el momento de avances y retrocesos. El 15 por ciento de las empresas de nuestro estudio está en la Etapa Fundacional; el 68 por ciento están intentando “dar el salto”, y el 17 por ciento ya alcanzaron la Etapa Profesional.

Encontramos toda clase de empresas en Etapa Fundacional, y también en Etapa Profesional. La profesionalización no depende necesariamente del volumen de facturación. Si bien, entre las empresas que más facturan encontramos menos empresas en la Etapa Fundacional, los datos del estudio nos muestran que el porcentaje en el período de transición es muy alto. ¡El 62 por ciento de las empresas que facturan más de diez millones de dólares por año aún están en transición! También La existencia de empresas más pequeñas en términos de facturación en la Etapa Profesional demuestra que el tamaño no determina la profesionalización.

(El Estudio está disponible en http://www.pmolinari.com)

Más información sobre El Salto del Dueño

 

Ayudando a los dueños a saltar

¡El Salto del Dueño ya está en librerías! Ya está dando muchas satisfacciones. De hecho, hoy salió una nota sobre el tema en IECO y recibí un mail de una persona que no conozco, Fernando, que me escribió “estás hablando de mi”. Es el comentario que escucho una y otra vez.

 El Salto es un libro para soñadores y hacedores.

Está dirigido a los que han fundado empresas, a los que están dirigiendo empresas o las han heredado, a los gerentes generales y gerentes de empresas de familia, y a los profesionales de dichas compañía que están colaborando en el proceso de cambio. La profesionalización de una empresa suele ser un proceso de avances y retrocesos, de marchas y contramarchas, que desgastan al empresario y a su equipo.

El proceso de profesionalización de la empresa es también la etapa que implica el mayor cambio personal para el empresario. La transición desde la Etapa Fundacional hacia la Etapa Profesional implica atravesar un momento de crisis, que es parte del proceso evolutivo de la compañía. Es aquí cuando ocurre “el salto del dueño”. Si el dueño se demora en dar este salto, se convertirá en un obstáculo para el crecimiento y la empresa perderá oportunidades, dinero, y la confianza de los colaboradores.

Este libro plantea un modelo para encarar con solidez el camino a la profesionalización, generando cambios en las siguientes tres dimensiones: la Estrategia; la Gente; la Información y los Procesos. Plantea las etapas evolutivas de las empresas, provee una herramienta de diagnóstico y brinda herramientas a los empresarios para salir de la situación de transición y poder dar, finalmente, el gran salto.

El proceso de profesionalización de la empresa es también un proceso de transformación de su dueño. El salto del dueño es también la construcción de una nueva identidad profesional. No hay cambio en nuestras empresas si no cambiamos nosotros.

Contenido:

Parte I. La Profesionalizacion y sus barreras: La Profesionalización en Empresas de Dueño, un Ciclo de Avances y Crisis. De la Etapa Fundacional a la Crisis del Cacique. La Empresa Profesional

Parte II. LasHerramientas de la Profesionalización: Pensando el Negocio. Entendiendo el Negocio desde los Números.Replanteando la Estructura. Seleccionando un Gerente. Gestionando el Talento. La Ejecución Basada en el Presupuesto. La Tecnología al Servicio del Negocio. Optimizando los Procesos.

Parte III. El Cacique en un nuevo rol. Aprendiendo a Delegar. Liderando Reuniones Efectivas

Herramientas para la gestión

El Salto del Dueño brinda herramientas concretas. Los lectores acceden via web a un Cuestionario que les permite realizar un Diagnóstico de su empresa e identificar cuáles son las áreas fuertes y cuáles aquellas a trabajar.

Posee una estructura que facilita la comprensión y el aprendizaje: casos reales como ejemplos en todos los temas, ilustraciones y ejercicios. Los ejercicios así como el Cuestionario, están disponibles en el Blog www.pmolinari.com para alentar a los lectores a compartirlos con su equipo de trabajo.

Lanzamiento: El jueves 1ro de noviembre a las 18, 30 en la librería Cúspide del Village de la Recoleta

Más Turbulencia

 

Ya está la segunda edición de Turbulencia Generacional en las librerías. Si bien pasan los meses, el tema no se agota. Por el contrario, crece, empuja, y se relaciona con otros temas apasionantes como Compromiso y Retención, el Futuro del Trabajo, las Tendencias Macro que vienen para quedarse.

2.300 millones de jóvenes de la Generación Y están ya llegando a posiciones de mandos medios y van a liderar el management por 40 años, cambiando profundamente las organizaciones y la forma de trabajar.

Para mí, como autora, es un placer estar nuevamente en las librerías, con una fajita que dice “Seleccionado como mejor herramienta para transformar tu negocio”. Pero no solamente estamos allí con Editorial Temas, sino también en Amazon, en formato electrónico.

Para los amigos latinoamericanos, la editorial colombiana Ediciones de la U, estará publicando Turbulencia Generacional gracias a un acuerdo de coedición y distribuyéndolo allí y en América Central.

Adjuntamos una de las ilustraciones del libro, para que te rías un poco. Cualquier parecido con la realidad NO es simple coincidencia.

por Klinko

Para leer en el verano, 5 recomendados

La Revista Pymes de Clarín,  seleccionó 5 libros para recomendar a sus seguidores “nuevas lecturas, aprovechando el descanso del verano, para transformar el negocio con mejores herramientas.” Turbulencia Generacional es uno de ellos. Un orgullo.

Pero les cuento cuáles son los otros 4…

  1. Gestión del riesgo comunicacional, de Alejandro Ruíz Balza  y de Gustavo Coppola, de Editorial  La Crujía (una nueva técnica, la Gestión de Asuntos, para una mejor gestión de la comunicación corporativa, en un mundo donde hay un entorno complejo,  públicos distintos, etc…)
  2. Los secretos de los precios, de Ariel Baños, Editorial Granica… Mejorar los precios tiene más impacto que mejorar las ventas… Un aporte que hace foco en la diferenciación de productos y servicios.
  3. Corriendo fronteras, de Hugo Kantis y Sergio Drucaroff, Editorial Granica. Un aporte desde bien práctico para los emprendedores.
  4. El futuro del Talento, de Andrés Hatum, Editorial Temas. Casos y prácticas para repensar las estrategias de gestión del talento. ¡Bravo Andrés!

Así que ya todos, corriendo a la librería.

Me parece muy valioso el enfoque de Pymes Plus: autores argentinos y libros que presentan un enfoque práctico y orientado a la gestión.

Una muy buena recomendación para cuando tengas los pies en la arena …

Buenas vacaciones!

En Perros de la Calle por Metro 95.1

¡Cómo me gusta la radio! Hoy en Perros de la Calle me divertí mucho. Pero además de eso, siento que le sirvió a muchos. Llovieron los mensajes al blog y las adhesiones al Twitter. Y hasta mi hijo mayor me dijo: “ma, hablá más de eso, vas a hacer mucho bien a muchos….”

Escuchá la entrevista completa acá.

[audio:http://www.pmolinari.com/wp-content/uploads/PMOLINARI-en-Perros-de-la-Calle-23-9-11.mp3|titles=PMOLINARI en Perros de la Calle 23-9-11]

Con Cayetano en el estudio de Perros de la Calle

Los jefes desarrolladores (segunda parte)

Seguimos con el tema de la semana pasada.

Feedback, Coaching, Feedback, Coaching.

Herramienta esencial del “jefe desarrollador”.

Cuando hablamos con los jóvenes, estos esperan del jefe que desempeñe un rol de guía en el aprendizaje, en un proceso totalmente transparente.

Los jóvenes tienen una concepción del jefe más relacionada con los maestros de la Grecia Antigua, sentados y conversando con sus alumnos, que con el jefe tradicional que da órdenes y espera que se cumplan de inmediato. Por eso, el jefe debe disfrutar de enseñar. Debe planear situaciones formales de aprendizaje, tanto grupales como individuales. Debe contar su experiencia, ejemplificar con sus vivencias y transmitir lo aprendido.

El rol de “jefe como maestro” se potencia con sus habilidades como coach.

Entendemos el coaching como el aprovechamiento de una situación de trabajo para convertirla en una situación de aprendizaje. Los jóvenes entienden el rol del jefe como el de un coach deportivo, que integra, acompaña y mejora al grupo. En su rol de coach, el jefe debe ser un excelente observador, alguien con foco en los detalles.

En un partido de básquet, el entrenador pide tiempo muerto cuando descubre una posibilidad de mejora. Se reúne con sus jugadores y les señala la oportunidad de cambio. Luego, realiza un seguimiento en detalle, asegurándose de que el cambio ocurra. Y, cuando se ha corregido el error, levanta el pulgar a sus jugadores y les dice: “¡Muy bien!“.

Los jóvenes esperan este mismo proceso de sus jefes: observar, comentar, alentar, seguir y reconocer. Es la forma en que esperan que los superiores ayuden en su aprendizaje. Éste es, en esencia, el rol que debe ocupar el jefe como coach.

 

Adaptación de Turbulencia Generacional, Ed. Temas