Organizational Agility… Ojalá!!!

Organizational Agility… Ojalá!!!

En el cambio de época, en el mundo líquido (Bauman dixit), si no hay agilidad para el cambio, estamos en el horno. En el horno, organizacionalmente, y personalmente. Dos niveles: no hay agilidad organizacional sin personas que cambian, y las personas no cambian si no hay agilidad organizacional. El huevo y la gallina, again.

Definición de Agilidad Organizacional: la habilidad de reconfigurar la estrategia, la estructura, procesos, gente y tecnologá para crear valor y asegurar el aprovechamiento de las oportunidades. (McKinsey, Survey October 2017). Aaron de Smet, de McKinsey, dice que Agility es la habilidad de una organización de renovarse a si misma, de adaptarse, cambiar rápidamente y prosperar en un contexto de cambio rápido, ambiguo y turbulento.

En la reciente investigación de McKinsey, no todas son buenas noticias: solo el 4% de los participantes dice que sus compañías se han transformado. El 37% dice que la transformación está “In Progress” . Sin embargo, el 75% de los respondentes dicen que Organizational Agility es una de las 3 prioridades organiacionales. Es … un aspiracional.

Estamos en el horno. Necesidad: Alta. Implementación en la realidad: baja.

Una organización que se transforma está conformada por gente que se transforma.

“Las personas con Agilidad para el Aprendizaje absorben información a partir de sus experiencias y la extrapolan para superar situaciones nuevas. Son flexibles, con recursos, adaptables e ideales para roles críticos.” Dice el Korn Ferry Institute (2011).

Las empresas deben enfrentarse a la realidad: tienen que alentar la transformación personal + crear espacios donde las ideas se expresen + alentar la transformación digital y general + valor antes que los competidores.

Un mundo complejo que genera muchos desafíos y oportunidades.

Lo que puede el corazón

IMG-20170809-WA0007El miércoles pasado estábamos en la Librería del Fondo en Palermo para el lanzamiento de Desencajados. Pero no voy a hablar de eso… fue un encuentro hermoso, con muchos amigos, muy informal. Creo que pasamos todos un muy buen rato y para mi fue un orgullo poner a rodar un nuevo libro (1).

Pero no voy a hablar de ese evento sino te voy a contar una historia loca, verdadera y aleccionadora. Ocurrió ese día. (más…)

Vareniques amasados y el Flow

Hoy me levanté y me puse a amasar Vareniques. Para los que no los conocen, es pasta, típica comida judía, de la zona de Rusia, Polonia… y como toda la comida típica de allí tiene papa y cebolla. Mi marido era judío y su abuela, Rebeca, me enseñó a hacer vareniques hace mucho tiempo. El otro día llegó mi suegra con el palo de amasar de Rebeca… que cuenta la leyenda familiar lo encargó especialmente a un fabricante de palos de amasar (como si fuera la varita de Harry Potter), y me lo entregó como legado. En homenaje a Rebeca, al viejo y nuevo palo de amasar, a la tradición de la familia de mi marido, hoy me levanté y amasé vareniques para todos.

vareniques

¡Genial para un día de lluvia! Tiene que ver con lo que hago cada domingo, que es cocinar para la familia. Es que a mi, cocinar me hace bien. Puedo pasarme tres horas concentrada y disfrutando: me permite tener estados de Flow. (más…)

Control mata innovación. ¿Cómo hacer para ser innovadores?

El dilema de hoy es “innovar o morir”, como no se cansa de repetir mi querido amigo Andy Meta, específicamente hablando del mundo financiero. Pero en realidad, pasa en cualquier sector.

El promedio de vida de una compañía Fortune 500 pasó de 61 años en 1958 a 15 años en la actualidad. Por lo tanto, dice el mismo Andy: “sos el disruptor o sos el disrumpido“. ¿Y vos, cuál sos?

Las empresas seteadas en el mundo de la Dirección y Control tienen una enorme dificultad para innovar. Si la cultura es de control y de poca tolerancia al error, estás en el horno… la innovación no se va a dar.

Algunos intentos para generar innovación han demostrado fracasar notablemente.

¿Cuáles son las 3 capacidades que tiene una organización innovadora? (más…)

¡Todos Desencajados! (1)

¿Te sentís desencajado? ¿Querrías trabajar de una forma, pero el sistema no te lo permite? ¿Querrías funcionar de otro modo, pero no entendés porqué te dicen que no se puede? ¿Tenés muy buenos resultados sin embargo te piden que estés más presente? ¿Sentís que hablan de permanencia en los trabajos y no de metas a cumplir?

Sí, todos desencajados. ¿Por qué?

Estamos viviendo una época en la que chocan estruendosamente dos modelos mentales: el del management de la Dirección y Control, que estuvo vigente por más de 100 años, con el management de la Colaboración. Coalición estruendosa, que genera grandes impactos: gran crisis de compromiso y muchos cambios en la gestión, el peor momento para liderar equipos y el momento de mayor frustración para los que trabajan en las empresas.

De hecho… queremos operar en el mundo de la colaboración, pero las organizaciones son del mundo de la dirección y control… Todo desencajado.

Cuando los Millennials ingresan a nuestras organizaciones… eso es lo que sienten, más allá que haya Mentores, seguimiento, buenos sueldos… La organización no opera como ellos operarían. (más…)

Las encuestas de clima no sirven más. La era de la EX.

Si nuestro objetivo es estar cerca de los empleados, generar una cultura de innovación, despertar mayor compromiso emocional, potenciar nuestra atractividad, gestionar procesos de alto impacto… las encuestas de clima no nos dan información. No nos conectan con las personas, no generan empatía, no nos permiten hacer las preguntas difíciles, no nos dejan escuchar lo que no se nos ocurrió preguntar… Nos aportan datos que sirven para chequear la satisfacción en algunos ítems, pero son prácticamente inútiles cuando queremos repensarnos y escuchar realmente al otro.

Nuestro objetivo como líderes no se limita a generar organizaciones en las que las personas estén satisfechas o comprometidas, sino crear contextos en los que las personas encuentren adrenalina, sentido, diversión e identificación. Como dice Bersin, pensar solamente en comprometer limita nuestras mentes.[1] (más…)